Press "Enter" to skip to content

tubos de extensión de Kenko con objetivos EF-S

piñas "recién nacidas"Me acaba de escribir una lectora del blog para preguntar si los tubos de extensión Kenko como los que utilizo para algún “experimento macro” son incompatibles con objetivos EF-S…

Temo que es cierto. Los tubos Kenko son compatibles con toda la gama de objetivos EF de Canon pero NO con los EF-S; éstos son sólo compatibles con las cámaras de gama “amateur” y media de Canon: 300d, 350d, 400d, 10d, 20d, 30d y 40d y están diseñados para los sensores de imagen pequeños (APS-C) que vienen con estas cámaras. No funcionan en las cámaras Canon digitales de gama alta ni en las réflex tradicionales…

El problema son las conexiones mecánicas y eléctricas ligeramente diferentes, que permiten aprovechar la ventaja del menor tamaño del sensor en el diseño del objetivo, pero encajando de forma diferente en esas cámaras, por lo que los tubos de extensión de Kenko no conectan correctamente esas tomas y por lo tanto, aunque los tubos de extensión conectan con la cámara, luego el objetivo no encaja en el otro extremo. Vamos, que NO se pueden montar.

Pero para el uso que tienen los tubos de extensión (macro y supermacro, acercamiento del infinito, profundidad de campo limitada), yo me los quedaría igualmente!

kenko.jpg

Yo los utilizo **exclusivamente** con un objetivo Canon 50 f1.8 EF II, que se puede encontrar por poco más de 100€ nuevo o menos si lo compras de segunda mano.

Un tubo de extensión no es más que sumarle milímetros a un objetivo, con aire. Es eso, un tubo vacío, por lo que no añade elementos de distorsión. Sin embargo, tienen su dificultad:

  • acercan la distancia mínima de enfoque y el “infinito”, lo acercan muchísimo, por lo que los motivos deben estar cerca
  • reducen la profundidad de campo, incluso a menos de unos pocos milímetros, (cuanto más corto el objetivo que montemos, menor profundidad de campo
  • reducen la cantidad de luz que llega al objetivo
  • por todo lo anterior, el autofoco del objetivo deja de funcionar en muchos casos

Lo más importante es que la calidad óptica del objetivo sea la mejor posible, pero nos vale un viejo objetivo manual, sin autofoco. El Canon 50 f1.8 EF II es fantástico por calidad/precio. Como los tubos solo añaden aire, la calidad de la imagen no se ve comprometida.

En mi experiencia, con el Canon 50 f1.8 EF II y los tubos de extensión es tan reducida la profundidad de campo, que acabo fijando el foco en infinito y enfoco el motivo acercando o alejando la cámara. Con un objetivo con más mm la profundidad de campo es también mayor, por lo que resultaría más cómodo de utilizar.

Por supuesto, este último punto impide que podamos usar los tubos de extensión de Kenko para hacer fotografía Macro de insectos, a no ser que utilicemos un objetivo más “largo” (con 50mm tenemos que estar a muy pocos centímetros del motivo y encima tenemos sólo un par de mm de profundidad de campo, es imposible seguir a un sujeto en movimiento)

¿Dónde está la ventaja? Pues sobre todo en el precio, que nos permite por muy poco dinero, convertir en macro cualquier objetivo EF y practicar, practicar y practicar (para aprender, aprender y aprender más); el resultado será mejor si uno se gasta 400 o 600 € en un buen objetivo macro como los típicos y bien valorados:

One Comment

  1. Buenas, la fotografía es una de mis pasiones, por desgracia nunca he podido gastarme la “pasta” que vale un buen equipo…De todas formas me gusta leer sobre lo que nunca podré comprarme :P.

    Gracias por el blog!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.