Press "Enter" to skip to content

la lagartija y mi macro cutre


ahí va una foto de una joven lagartija que estuve a punto de matar este sábado con el cortacésped

la esquivé a tiempo, la atrapé y la dejé un rato en un cubo hasta que la pudo ver mi hijo; luego unos retratos y ¡a tomar el sol en libertad!

aproveché para montar en mi cámara parte del kit de tubos de extensión Kenko (menos de 170$ en Amazon.com, unos tubos huecos con los conectores eléctricos de Canon, pero que permiten añadir milímetros a cualquier objetivo



con por ejemplo el objetivo de 50mm f1.8 más el segmento de 36, llegas a tener un objetivo de 50 + 36 = 86mm, con la ventaja de permitir un enfoque muy, muy cerca (aproxima muchísimo el infinito)

desventaja: la profundidad de campo es mínima, y no puedes enfocar a más de unos pocos centímetros; pero la GRAN VENTAJA es que por poco dinero tienes un macro de gran calidad… mejor dicho, de la calidad que tenga el objetivo que montas sobre los tubos de extensión Kenko (de ahí lo del «macro cutre»)

incluso con el obturador cerrado a f16; fijaos en este retrato de reptil: las patas están desenfocadas… incluso el cuello y toda la espalda, apenas hay unos mm enfocados (obviamente, recordad siempre fijar el enfoque en el ojo del retratado!!)

como el autoenfoque no funciona tampoco muy allá con los tubos de extensión y la profundidad de campo es tan limitada, yo prefiero fijar el enfoque en manual y acercar y separar la cámara hasta tener la banda enfocada donde yo quiero; este truco lo utilizaba con mi vieja y magnífica Panasonic Lumix FZ-20 y la tremenda (muy recomendable) lente Raynox DCR-250, (menos de 54$ en Amazon.com) una supermacro japonesa de altísima calidad

de paso también probé los tubos Kenko con el Canon 70-300 IS USM y el resultado también fue aceptable… he publicado alguna foto realizada con esa combinación, por ejemplo ésta de una abeja libando en las flores de mi terraza, en Miño; el tele más del tubo permiten no tener que acercarse tanto a un bicho peligroso como la abeja 🙂

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.