Press "Enter" to skip to content

moviendo Windows 7 a un SSD sin reinstalar nada

lo que voy a contar a continuación es lo que YO he hecho para conseguir no tener que reinstalar Windows 7 al actualizar el PC de casa con un disco SSD para mejorar el rendimiento de forma BRUTAL

pero antes, ahí va la RENUNCIA DE RESPONSABILIDAD 🙂

DISCLAIMER: lo que sigue podría destruir todos tus datos, tus fotos de la boda, tu trabajo de fin de master a una semana de presentarlo, tu relación con tus novias, costarte el puesto de trabajo o fenecer infartado a la primera BSOD que te salga (yo ví al menos una en el proceso y fue culpa mía 100%) 🙂  NO ME HAGO RESPONSABLE de nada. Si se te ocurre seguir estos pasos, debes hacerlo en confianza de que será culpa tuya lo que le ocurra a tu PC. La mitad de los pasos que siguen debería hacerlos un friki que sepa lo que hace, no vale con haberse leído un par de revistas de Linux de un amigo para ser un AUTÉNTICO FRIKI

dicho esto, ahí va lo que yo hice

hace unos meses apareció en lifehacker una guía de cómo hacer justo lo que yo voy a contar; como buen friki, pasé mucho del ORDEN propuesto y lo hice a mi manera, (reinventar la rueda, anyone? se nota mucho que soy programador antes que fraile?) pero lo hice sabiendo bien por qué; la guía de lifehacker está bien, pero en vez de pensar en recuperar mis datos de usuarios de un backup, preferí hacer antes un paso especial: utilizar un disco extra de 1Gb que tenía en el PC para backups internos para no tener que recuperar ningún backup

vamos a ello…

pre-requisitos

antes de poneros a hacer nada…

paso 1: el backup

si teneis un PC y no teneis backup automatizado, por favor, dejad de leer esta guía y volved a jugar a Skyrim o lo que sea que sabeis hacer; esta guía no es para vosotros (luego me direis que lo perdisteis todo en el intento y blah blah)

desde que hago fotografía, lo más preciado que tengo en ese PC son precisamente las fotos; al ser digitales, el negativo digital (.CR2) de mis fotos tiene que seguir existiendo como sea!!!

antes de la migración a un disco SSD que explicaré a continuación, tenía en el PC estos discos y esta política de backup:

  • BOOT: seagate de 1Tb -> disco «C:» con todo! sistema operativo, apps y archivos de usuario (con casi 800Gb de fotos!)
  • BACKUP_INTERNO: seagate de 1Tb -> disco «Z:» con un backup diario tipo mirror de los archivos de usuario (mirror significa que si se borra un archivo de C:, desaparecerá del backup al día siguiente también, lo que no permite recuperar un archivo borrado por accidente)
  • BACKUP_EXTERNO: disco externo WD myBook de 1Tb -> disco «D:» con backup semanal (lunes, miércoles, viernes, domingo) de archivos de usuario sin mirror (los archivos borrados de C:, seguirán en D:
  • y a mayores, backup semanal martes, jueves, sábado en formato ZIP (cada archivo en un ZIP) a un disco externo WD MyBook de 1Tb conectado al router Wifimedia de R, a través de la red local

es decir, tengo 4Tb en total, pero sólo 1 de espacio de trabajo real, los otros tres son:  2 backups locales y uno a través de la red; en total, 3 backups de mis archivos en mi casa

¿por qué teniendo 2 discos idénticos de 1Tb no utilizaba RAID0 o RAID1? simple: por seguridad; desde luego con RAID0 tendría más rendimiento (y más posibilidades de fallo, un sólo disco cascado tumba el equipo) y con RAID1 más rendimiento y un mirror de hardware (si casca un disco, el otro tiene una copia idéntica)

pues como digo, por seguridad; he tenido a mi cargo sistemas con RAID1 y RAID5 que se han ido al carallo por problemas software: si el sistema operativo corrompe el contenido de los archivos, con RAID1 tendremos una copia idéntica del archivo corrupto, irrecuperable, en dos discos 🙂

y por otra razón: los discos duros son trastos que se estropean muy a menudo; teniendo 1 disco de sistema y otro sólo para backup, el disco de backup está todo el día parado (parado de verdad, con los motores parados, con lo que el tiempo de vida es mayor); el disco de sistema sufre, pero el otro durará probablemente más años

esa es otra de las razones por las que tengo los WD MyBook: su mejor característica es que se apaga al no utilizarlo, con lo que son perfectos para backup, siempre conectados, siempre disponibles, pero sin consumir energía apenas y sin reducir el tiempo de vida por estar girando sin necesidad

¡PERO…! esta política no es suficiente por algo muy simple: si arde la casa (d.n.l.q.), lo pierdo todo! con lo que de vez en cuando desconecto el disco externo del PC y lo llevo a otra casa donde copio los archivos en el disco de 1Tb de otro PC
🙂

lo más caro de todo este proceso de backup es, obviamente, tener una 2ª casa; pero ¡como si es a casa de tu suegra!, lo importante es que si hay una desgracia completa, aún tengas en otro sitio una copia de como mucho un par de meses atrás

el que piense que esto es estar paranoico es que no ha sido responsable de ningún departamento de informática; shit happens y más a menudo de lo que a uno le gustaría

bueno, pues el primer paso de todo esto de instalar un SSD sin reinstalar Windows es aseguraros al 100% de que ALGUNO DE ESTOS BACKUPS FUNCIONA!, que tiene todos los archivos, que pueden leerse, etc.

paso 2: cargarnos uno de los backup

vale, el título es capcioso… lo que hice a continuación (tras cerciorarmente de que sí tenía un backup disponible en el disco externo y estaba perfecto) fue formatear (sí) el disco INTERNO de backup.

Etiqueté la partición NTFS con USUARIOS para distinguirla de las demás.

luego, por seguridad, desconecté el disco externo para que no apareciera en ninguna de las utilidades de reparticionado, etc, que usaría a continuación y por error estropear también otro de los 3 backups 🙂

formatear el disco interno de backup lo hice para que pasase a ser mi disco de datos de usuario; además, era el menos utilizado de los dos (como dije antes, la mayor parte del día apagado) y como si fueran ruedas de coche, con suerte durará más que el otro; también, como ruedas de coche que cambiamos de delante a atrás cuando se gastan las delanteras (y de izq. a derecha, desde luego), al pasar el disco de backup a ser el más usado, pasaría el actual disco de sistema a ser el de backup 🙂

¿por qué este cambio?

paso 3 – mover archivos de usuario a otro disco mecánico sin tocar el registro de windows

En mi disco de sistema tenía:

  • 80 Gb de sistema operativo y aplicaciones
  • 800 Gb de archivos de usuario

y quería instalar un disco de 120Gb SSD; eso es un problema!!! tenemos que meter 880Gb en 120Gb y no es posible tal cosa 🙂

los discos SSD son buenos para escribirlos poco (se van «gastando») y leerlos mucho (son mucho más rápidos que los mecánicos) por lo que lo natural es MOVER los archivos de usuario, que se modifican a menudo, a un disco mecánico (sobre todo cuando tienes tantos Gb de archivos de usuario) y dejar el SSD para el sistema operativo y las apps, que se modifican muy poco

la idea era terminar entonces con esta configuración:

  • SISTEMA: disco SSD de 120Gb para el windows 7 y las aplicaciones
  • USUARIOS: disco 1Tb para datos de usuario

en Windows 7, la carpeta C:\Users contiene todas las subcarpetas de usuario. Con mover esa carpeta del disco C: al disco formateado de backup dejaría un SISTEMA de 80Gb, que ya cabría perfectamente en el SSD.

así, un paso intermedio fue tener

  • BOOT: disco 1Tb para windows 7 y apps
  • USUARIOS: disco 1Tb para datos de usuario

pero mover la carpeta de Usuarios (C:\Users) suele requerir tocar el registro y cosas así. Afortunadamente el proceso explicado en Lifehacker en este post, me funcionó a las mil maravillas

consiste en arrancar con un disco de recuperación de windows 7 y en las herramientas de reparación lanzar la consola; una vez allí, localizando los discos por su letra, copié toda la carpeta Users de C: (BOOT) al disco recién formateado D: (USUARIOS) con el comando:

robocopy /copyall /mir /xj C:\Users D:\Users

Una vez que termina, borré la carpeta original (esto da miedito):

rmdir /S /Q E:\Users

y creé un link «fuerte» (junction, un link no simbólico) para que exista C:\Users pero apuntando a D:\Users, lo que permite a Windows seguir abriendo los archivos como «C:\Users\noni» cuando en realidad están almacenados en «D:\Users\noni» y todo funcionará mágicamente 🙂

mklink /J E:\Users D:\Users

arranqué Windows 7 normalmente (cruzando los dedos) y todo funcionó a la primera!

hice un cambio adicional: moví el swap de Windows del disco C: al D: (de BOOT a Usuarios), de forma que cuando BOOT fuera sustituido por el disco SSD, no hubiera archivo de memoria virtual en ese disco

con esto el sistema estaba así:

  • BOOT: disco 1Tb para windows 7 y apps, con 80Gb ocupados
  • USUARIOS: disco 1Tb para datos de usuario, con 800Gb ocupados

paso 4 – defragmentar

un paso interesante para realizar antes de seguir es defragmentar el disco para que los archivos estén juntitos y sean más rápidos de leer; es muy importante para discos mecánicos, no tanto para los SSD (donde además NO SE DEBE HACER, desgasta el disco al estar reescribiéndolo todo el tiempo)

lanzais si quereis el defrag de windows (yo usé Piriform Defraggler, que es gratis) y lo dejamos actuar sobre el disco C: BOOT hasta que termine

paso 5 – instalar el SSD en el equipo, comprobar su firmware

en este paso, ya tenía instalado en el equipo el disco SSD (un Corsair Force 3 SSD de 120Gb que encargué en PCBOX) dentro del equipo, conectado con un cable SATA2 que tuve que comprar también (el disco es SATA3 pero funciona, a mitad de velocidad, con SATA2 – tengo que conseguir una tarjeta PCI Express de SATA3 para arreglar eso)

con los SSD, el software que traen incorporado es importantísimo: realizan muchas funciones para mantener el estado de salud del disco, por lo que el firmware tiene que funcionar bien para evitar problemas, por lo que si comprais un disco de este tipo, antes de usarlo comprobad que su fimware esté actualizado; mi SSD traía la última revisión de firmware disponible, (lo que tuve que comprobar con el software disponible en los foros de Corsair)

paso 6 – clonar la partición BOOT del disco mecánico al SSD

utilizando la herramienta EASEUS partition master, gratuita para uso particular, copié la partición de 1Tb BOOT al disco SSD

obviamente, la herramienta cambia el tamaño de la partición durante el copiado, pasando de un sistema NTFS  de un 1Tb a 110Gb en el disco SSD, pero el contenido (los 80 Gb que ocupaban Windows 7 y las apps) cabe perfectamente!

si os fijais, forcé a que dejase algo de espacio libre (10Gb) al final, en ese espacio no utilizado el firmware del SSD puede trabajar para aumentar el tiempo de vida del disco (no conviene crear particiones que ocupen todo el disco SSD)

podeis ver cómo se hace también en el POST de LifeHacker, pero cualquiera que haya utilizado una herramienta como la vieja Partition Magic se encontrará como en casa con EASEUS partition master… el equipo se reinicia sólo y pone en marcha el trabajo; una vez finalizado se reinicia otra vez

tras el último reinicio, apagué el equipo y desconecté BOOT, el disco mecánico de 1TB

la situación era:

  • el disco SSD de 120GB con una copia de; para evitar errores, lo primero que hice en cuanto pude fue renombrar la partición NFS nueva a SISTEMA_SSD
  • el disco de 1Tb USUARIOS

en esta situación, el PC no arrancará 🙂 pero ¡TRANQUILOS! ¡aún quedan cosas por hacer!

paso 7 – alineando la partición en el disco SSD

todas las guías de instalación del SSD hacen referencia a esto; si instalamos de cero un Windows7 podemos parar la instalación y formatear a mano el disco para evitar este paso posteriormente, pero nosotros no tenemos esa suerte

la idea es que si dejamos así el disco, tendrá un rendimiento muy pobre; un SSD trabaja más rápido si los sectores de disco están alineados correctamente en bloques de 4096 bytes; pero un disco formateado normalmente estará alineado en bloques de 512bytes, por ejemplo, con unos 3Kb en el inicio (para el arranque, tabla de particiones, etc.) y la primera partición a partir de esos 3Kb

para conseguir que las particiones comiencen en un múltiplo de 4096 bytes tendremos que seguir el proceso recomendado por ejemplo en el post de lifehacker

para realizar este paso usaremos Gparted, la herramienta de gestión de particiones de disco que podemos lanzar con un disco DVD de arranque basado en Debian y que podemos conseguir aquí

arrancamos el PC con el liveCD de GParted y cuando se lance (tras preguntar configuraciones de teclado, idioma a usar, etc.) escogemos el nuevo disco SSD ( SISTEMA_SSD) y realizamos los siguientes dos pasos:

paso 7.1 – movemos la partición 2Mb «a la derecha»

  • seleccionamos la partición SISTEMA_SSD 
  • pulsamos el botón de redimensionar/mover
  • en «espacio libre antes (precedente)» ponemos 2Mb
  • en el desplegable de alinear con… escogemos «none/nada»
  • pulsamos el botón de cambiar tamaño
  • pulsamos el botón de «aplicar» cambios

se pasará unos 10-15 minutos trabajando; con esto lo que hacemos es terminar con la partición a 2,03Mb (lo cual sigue sin ser un múltiplo de 4096 bytes); pero lo arreglamos con el siguiente paso:

paso 7.2 – movemos la partición 1Mb  «a la izquierda»

  • seleccionamos la partición SISTEMA_SSD 
  • pulsamos el botón de redimensionar/mover
  • en «espacio libre antes (precedente)» ponemos 1Mb
  • en el desplegable de alinear con… escogemos «none/nada»
  • pulsamos el botón de cambiar tamaño
  • pulsamos el botón de «aplicar» cambios

tras terminar, tendremos a exactamente 1Mb la posición de comienzo de la partición (habremos movido la partición del desplazamiento original de 0,03Mb a 2,03 y luego a 1,00Mb)

tenemos optimizada la posición de la partición y el rendimiento del SSD será mucho mejor

paso 8 – conseguir que arranque windows 7

en este paso hice dos cosas:

  1. en la BIOS del PC, poner el nuevo disco SSD como el disco de arranque principal (en realidad lo dejé tras el DVD para que pudiera hacer el siguiente paso)
  2. con el CD de reparación de Windows 7, reparar el arranque, ya que al andar jugando con particiones adelante y atrás, el arranque en el nuevo disco no funcionará (esto tuvo que hacerlo dos veces, a la segunda se solucionó)

y finalmente, reiniciando el equipo por enésima vez, Windows arrancó, detectó el nuevo disco, detectó que era un SSD y desactivó el defragmentado periódico y automático y activó el TRIM (para saber cómo comprobar que es así, revisad el POST en lifehacker) él solito, pero me pidió reiniciar una vez más

COSA QUE HICE ENCANTADO, porque ahora arranca en menos de un cuarto del tiempo que antes y es una delicia utilizar este equipo!

epílogo

cosas que hice al terminar:

  • una vez que estuve tranquilo, que el sistema era estable, formateé la antigua unidad BOOT, con un nuevo sistema de archivos NTFS y lo llamé BACKUP_INTERNO
  • volví a conectar el disco BACKUP_EXTERNO
  • revisé la política de backup, de forma que ahora todo el contenido del disco USUARIOS se copia diariamente a BACKUP_INTERNO y de vez en cuando (L,X,V,D) a BACKUP_EXTERNO
  • desactivé la hibernación, algo que tampoco le sienta bien a un disco SSD, (además ahora el equipo arranca en un suspiro)
  • escribí un par de entradas en mi blog 🙂

por si alguien tiene interés en saber dónde me salió la BSOD, fue porque intenté desactivar el soporte de RAID de la BIOS del XPS 420 y reiniciar, pero no funcionó, pero esto no tiene nada que ver con este proceso, simplemente hubo una coincidencia circunstancial en el  tiempo 🙂

2 Comments

  1. Mariano Mariano

    No me parece descabellada tu «paranoia». Lo que antes tenías más o menos a salvo en un album, ahora está en un disco duro (:(). Te quería hacer dos preguntas: no has confiado en algún servicio de backup (de pago) para fotógrafos? Usabas alguna aplicación en concreto para aplicar esas políticas de backup?

    Gracias

    • admin admin

      no; he pensado en lo que hace alguna gente con Flickr Pro, pero al preferir guardar el RAW + la receta de revelado de CaptureOne, en realidad necesito un backup que no sea específico de fotos

      y por otra parte, hago más cosas que fotos que necesito guardar 🙂

      yo utilizo Cobian Backup; es gratis, es sencillo y funciona de maravilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.